Los continuos intentos de huida, de los campos de prisioneros de guerra, por parte de los aliados durante la 2ª guerra mundial, son un quebradero de cabeza para los mandos del ejercito Alemán, que buscan un lugar a prueba de fugas donde recluir a los oficiales capturados.

Colditz les espera.

La editorial Devir nos tiene acostumbrados a una gran calidad en componentes en sus productos. Esta edición de Fuga de Colditz, llena de pequeños detalles, trae excelentes materiales. El tablero grueso y de buen tamaño representa el castillo de Colditz transformado en prisión. El resto de componentes, los mazos de cartas de buen grosor y acabado, los peones de los jugadores en madera y un par de dados, vienen dentro de una caja que simula un botiquín.

El castillo de Colditz es transformado en prisión de alta seguridad para oficiales del bando aliado de la segunda guerra mundial, que habían tratado de escapar de otros campos de prisioneros. La ausencia de fugas durante la primera de las guerras mundiales y el elevado número de guardias consiguió aumentar la confianza del mando alemán en su seguridad.

Los jugadores tomarán el papel, por un lado, de oficiales del bando aliado (americano, francés, británico, holandés y polaco) que tratarán de fugarse de Colditz, y por otro, el de soldados alemanes que intentarán impedirlo.

Los oficiales recorrerán diferentes localizaciones del castillo en busca de equipación y materiales con los que llevar a cabo la huida. Cuerdas para saltar altos muros, alicates para cortar la alambrada, pases para atravesar controles entre zonas. Elementos imprescindibles para salvar los distintos obstáculos que se encontraran los aliados en su plan de fuga.

Los soldados alemanes intentaran por su parte desbaratar todos los intentos de huida de los presos. Prestarán atención a cualquier movimiento sospechoso de los reclusos evitando caer en los señuelos o distracciones que puedan provocar agujeros de seguridad en el recinto.

Una vez fuera de Colditz lo soldados escapados se infiltrarán entre los civiles e intentarán pasar desapercibidos utilizando los materiales que componen el kit de fuga que obtuvieron estando presos.

¿Es Colditz la prisión más segura de los alemanes?

Fuga de Colditz

Fuga de Colditz

Fuga de Colditz es un clásico de 1973 que no ha envejecido nada mal. No es un producto apto para jugadores que buscan la ausencia de azar, en este juego esta presente y mucho, tampoco lo es para jugadores que disfrutan de juegos que requieran gran concentración o planteen un desafío mental.

La cuidada edición de Devir es un juego familiar sin mas pretensión que hacer pasar un buen rato. No es un juego complejo en absoluto, las sencillas mecánicas posibilitarán que disfrutemos en compañía de los pequeños de la casa que vivirán el juego con gran entusiasmo. La gran puesta en escena y la temática garantizan la inmersión de los jugadores.

El rol del bando alemán quizás sea menos divertido en los primeros compases, aunque es muy atractivo al tener que medir fuerzas con el resto de jugadores. Por su lado los aliados pueden cooperar, sin miedo a sufrir el efecto lider, para lograr su objetivo, intercambiándose equipo o realizando evasiones ficticias con el fin de distraer al mando alemán.

Comida Fuga de Colditz

Comida

Equipo Fuga de Colditz

Equipo

Ropa Fuga de Colditz

Ropa de civil

DISEÑADOR: Bob Brechin, Brian Degas, Mayor P. R. Reid
JUGADORES: 2-6
DURACIÓN: 120 min.
IDIOMA: Español. (Dependencia del idioma en cartas).
FECHA DE LANZAMIENTO: 1973
COMPLEJIDAD: 2/5

Mas información:

4 Responses to Fuga de Colditz de Devir

  1. Gudix dice:

    Este juego siempre me recordara a la serie Prison break cuyo tema es buenísimo para hypear y pintar el juego muy bien a los jugadores que vayan a jugar.

    Hace un par de meses jugué dos partidas a seis y lo pasamos de miedo, las puñaladas traperas de los prisioneros sobre todo en la parte del túnel eran buenísimas, es cierto que el factor suerte de los dados es algo inevitable pero forma parte del juego.

    Muy recomendable, buena reseña

    • The Ripper dice:

      Lo teníamos cogiendo polvo en la estantería y este fin de semana hemos jugado dos partidas. Se ha convertido en el juego favorito del pequeño de la casa.

      Gracias Gudix!

  2. JuanMa Rocha dice:

    Yo tengo la edición de los ochenta(aunque la caja murió hace tiempo y el tablero esta en la uvi) y tengo pendiente echar unas partidas.
    El problema es que hace poco leí las reglas de Devir para ver si aclaraba algunos aspectos y me di cuenta que tienen bastante diferencias a las que yo tengo y a como yo jugaba. Así que tengo pendiente un estudio de las reglas para aclararme como se “debe” o como quiero jugar la próxima vez.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *