Los Países Bajos siempre han gozado de una excelente red de transporte de mercancías y pasajeros gracias a la gran cantidad de ríos y canales que atraviesan el país. La necesidad de construcción de una red ferroviaria fue cuestionada e impopular. Afortunadamente contó con el apoyo del rey Guillermo I e influyentes inversores.

El 20 de septiembre de 1839 la locomotora De Arend completó con éxito los 16 km de distancia que separan Amsterdam de Haarlem.

Vendetta Games realizó una tirada de 1000 ejemplares con una calidad sobresaliente. Destaca sobre el resto la magnifica caja, un cubre polvo que esconde la caja real de juego. El tablero, dividido en 4 hojas, representa el mapa de Holanda en un excelente acabado satinado, quizás la gama de colores empleada sea poco acertada. Las tarjetas de compañía son de gran tamaño y en cartón fino, posiblemente junto al papel moneda lo peor del conjunto. Las acciones, los trenes y las compañías privadas viene en formato carta de tamaño euro estándar de grosor aceptable con un diseño sobrio pero agradable. Las losetas hexagonales de las vías son de cartón duro, en tres colores (lima, verde y marrón) y con un acabado, como en el caso del tablero, satinado.Por ultimo encontramos unas tarjetas de ayuda al juego y las reglas del mismo en cuatro idiomas (Holandés, Inglés, Francés y Alemán).

El continuo crecimiento de la redes ferroviarias en Europa es un hecho, la apuesta de diferentes países por este nuevo medio de transporte es absoluta.

Holanda posee una eficaz red de transporte fluvial que pone en duda la necesidad de construir un entramado ferroviario. La iniciativa gozará del favor del rey Guillermo I que ve una clara desventaja frente a los países vecinos no respaldar el desarrollo del ferrocarril. El apoyo de inversores que consideran productiva la union con los puertos y los países colindantes da el impulso final a la entrada del ferrocarril en holanda.

Los jugadores en Steam over Holland desempeñan dos roles simultáneos. Por un lado serán inversores privados tratando de rentabilizar al máximo su inversión en el futuro medio de transporte, y por otro serán presidentes de las distintas compañías que operan en Holanda.

El protagonismo inicial se reparte entre compañías privadas, en manos de pequeñas empresas o particulares, y compañías públicas, en manos de sus inversores, que darán servicio uniendo diferentes partes del país.

Compañías públicas Steam over Holland

Compañías públicas

Moneda Steam over Holland

Moneda

Compañías privadas

Compañías privadas

Las compañías privadas proporcionaran algunos beneficios, no muy altos, a sus propietarios, pero no llegarán a construir grandes trayectos. La capacidad económica necesaria para mantener y desarrollar una linea ferroviaria no está al alcance de pequeñas empresas. Como consecuencia las compañías privadas están condenadas a desaparecer, en el mejor de los casos serán absorbidas por compañías públicas.

Las compañías públicas pondrán a la venta sus títulos, cuyo control recaerá en el máximo accionista que se convertirá en el director de la compañía tomando todas las decisiones concernientes al desarrollo, gestión y expansión de la misma. La dirección de la empresa puede cambiar en cualquier momento, siempre estará en manos del poseedor del mayor número de títulos.

Las compañías unirán diferentes puntos del mapa creando los distintos trayectos sobre los que operarán transportando mercancías y pasajeros. Estas lineas serán sus principales fuentes de ingresos. Parte de estos ingresos irá destinada a la compra de diferentes tipos de trenes en función de sus capacidades, estos podrán realizar trayectos de distinta envergadura sobre la red diseñada. El paso del tiempo y la mejora en las infraestructuras provocará que algunos trenes queden obsoletos, llegando a provocar la parada del servicio en algunas lineas.

Las compañías públicas tienen la posibilidad de adquirir compañías privadas obteniendo sus ingresos de operaciones y beneficiándose de sus particulares características. Como empresa pública pueden emitir o recuperar acciones al mercado de valores, así como, retener o pagar dividendos entre sus accionistas. La gestión económica realizada repercutirá en el mercado de valores influyendo en el precio de las acciones que fluctuarán haciendo mas o menos atractiva la compañía a futuros inversores.

¿Quién obtendrá el mayor beneficio de sus inversiones?

Steam over Holland es el asequible punto de entrada al universo 18XX diseñado por Francis Tresham en 1974. La limitación de 15 rondas y el uso de reglas sin extras, disminuyen considerablemente su duración en comparación a otros 18XX, y  lo sitúan en una posición privilegiada como iniciación.

No hemos tenido la oportunidad de probar ningún otro 18XX por lo que la valoración que podamos realizar con respecto a ellos es única y exclusivamente a nivel de reglas. Dentro de los 18XX hay dos grandes familias, 1829, que se centra principalmente en construcción de lineas y tiene un mercado de valores lineal; y 1830, que posee un mercado de valores mas complejo, haciendo mayor énfasis en la fluctuación de los valores. Steam over Holland pertenece a la familia de los 1829, siendo el más sencillo de la serie al excluir reglas como la fusión de compañías, los prestamos, las compañías estatales.

Steam over Holland aunque es un juego de iniciación dentro de los 18XX no es un juego para todos los públicos, ni siquiera para todos los jugadores experimentados. Las reglas que acompañan al juego no son excesivamente complicadas, aunque pueden resultar confusas incluso para jugadores con experiencia. A lo largo de 5 fases los jugadores serán inversores de compañías ferroviarias, podrán compra y vender acciones, así como inaugurar otras nuevas. También serán, en algunos casos, directores de estas compañías ferroviarias, en cuyo caso deberán realizar diferentes operaciones concernientes a cada una de ellas: compraventa de acciones propias, compra de compañías privadas, crear y modificar vias, colocar marcadores de compañía, lanzar trenes, pago de dividendos, comprar nuevas locomotoras.  A priori hay una gran cantidad de acciones a realizar, pero una vez ejecutadas, notaremos la naturalidad que hay en ellas y cómo las mecánicas sumergen al jugador en el papel que esta desempeñando en ese momento, consiguiendo una inmersión temática absoluta y una experiencia de juego magnifica.

Este iniciático 18XX es un juego duro, no el mas duro de la saga, pero si más complicado que la media de juegos que podemos encontrar en el mercado. Nos obligará a detener nuestra atención en demasiados puntos: trayectos, dividendos, valores del mercado, trenes, etc; sin perder el foco del objetivo principal del juego, poseer la mayor fortuna tras 15 rondas.

La sensación que produce tras la primera partida es de estar un peldaño por encima del resto de juegos de mesa, pertenecer a otra liga distinta. Estamos deseando dar una paso más allá.

Indicador de fases Steam over Holland

Indicador de fases

Compañía pública y trenes Steam over Holland

Compañía pública

Hexágonos vías Steam over Holland

Losetas vías

 DISEÑADOR: Bart Van Dijk
JUGADORES: 2-5
DURACIÓN: 180 min.
IDIOMA: Holandés, Inglés, Francés, Alemán. (Independiente del idioma).
FECHA DE LANZAMIENTO: 2007
COMPLEJIDAD: 4/5

Información 18XX:

Mas información:

4 Responses to Steam over Holland de Bart Van Dijk

  1. Mrs Hudson dice:

    Si llego a saber que se me da tan bien organizar compañías e invertir en bolsa, me hubiera dedicado a otra cosa!!
    Si es que tengo madera de jefa o mejor de super jefa ;D

    Saludos!

  2. Melón dice:

    Gran reseña y muy buenas fotos. Siempre me han llamado mucho los 18xx, a ver si algún día tengo la suerte de que alguien me enseñe a jugar a uno.

    • The Ripper dice:

      Te animo a que te lances a jugarlo, al menos una vez, puede que no te guste, en estas cosas nunca se sabe…

      Pero sin duda es un tipo de juego “must test” XD

      Gracias por el comentario Melón con jugón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *